Facebook: ¿volver a liderar, o dejar el espacio al resto?

Abril 13 2018 0comment

Facebook: ¿volver a liderar, o dejar el espacio al resto?

Por Andrea Garderes, Directora General de Proyectos de Almabrands

Por años, desde el mundo de las marcas y el marketing, Facebook ha sido un referente clave, admirable e incuestionable. No sólo por su increíble capacidad de crear y desarrollar, desde cero, una nueva categoría, hoy absolutamente cotidiana, relevante e indispensable para las personas, sino también para tener un propósito claro y profundo a la base de todo su quehacer: "give to everyone the power to share anything with anyone".

Una marca que ha logrado instalarse entre las más valoradas y confiables para las personas en Chile y el mundo, adueñándose de los rankings de valor de marca junto a todo el ecosistema de las redes sociales y la tecnología.

Sin embargo, es precisamente este último punto el que, probablemente, hace más grave y compleja la situación que vive la marca: no se trata sólo de un error (tardíamente reconocido), sino incluso de una traición a sus principios básicos de privacidad y seguridad en el proceso de compartir información. Y por ende a su capacidad de construir y proyectar confianza entre sus usuarios.

Y el tema es más grave aún: la crisis de Facebook no sólo habla de la incapacidad de la marca de prevenir conflictos en el manejo de la data, sino de un fenómeno con el potencial de involucrar a todo ese gran ecosistema que tanta admiración genera, hoy por hoy, en Chile y el mundo: si Facebook no pudo proteger la información de sus usuarios, ¿podría hacerlo Uber en el territorio del movimiento en la ciudad? ¿Podría hacerlo Instagram en el territorio del contenido y las relaciones? ¿Podrían hacerlo Google o Tesla, o Twitter o incluso Amazon, en cada uno de sus espacios?

En un escenario cada vez mayor de absoluta transparencia y publicidad de la información, tanto Facebook, como las demás marcas que hoy viven gracias y en base a los "datos", se enfrentan al desafío de resolver esta crisis volviendo al origen de los que implica ser una marca con propósito; marcas que no sólo reconocen sus errores y los compensan de cara a la comunidad y sus usuarios, sino que además son capaces de definir los nuevos estándares de la industria y empujar a toda la categoría hacia ese nuevo estadio de desarrollo.

© Copyrights 2016 Almabrands. Todos los derechos reservados.