¿Sigue siendo Viña el festival de los festivales?

Febrero 26 2015 0comment

¿Sigue siendo Viña el festival de los festivales?

Posted by In Comunicación, Medios, Marca

No hay duda que el festival ya no es lo que era. El “gran evento televisivo del año” ha ido cediendo terreno en los últimos años. Y no es que el producto se haya agotado o debilitado (aunque algo de eso hay), sino que hoy los televidentes chilenos tienen muchas más opciones al momento de decidir cómo pasar sus noches estivales.

Hoy vemos una tendencia a la baja en términos de rating así como de impacto en el espectáculo mismo (con artistas invitados que son, en su mayoría "apuestas seguras", o de frentón, cantantes que vienen de capa caída).

Sin embargo, como tan bien fue conceptualizado por la agencia creativa, Viña sigue siendo "el festival de los festivales". En un escenario cada vez más competitivo (Olmué, Antofagasta, Talca, Dichato), hay algo en el Festival de Viña que lo mantiene como el líder indiscutido. Lo que diferencia al festival no es el festival en sí mismo (el espectáculo), sino la cantidad de contenidos adicionales que logra generar.

Si bien no muchos lo estamos viendo, lo cierto es que todos, de alguna manera u otra, con connotaciones negativas o positivas, estamos hablando de él. Ni siquiera los canales de la competencia son capaces de esquivar la avalancha viñamarina. 

Así, vemos que en términos de valor de marca, el Festival de Viña del Mar destaca por su familiaridad, estima (específicamente en los segmentos más masivos) y una diferenciación dada más bien por su estatura y trayectoria. Sin embargo, tiene un desafío por aumentar su relevancia (aquel pilar que nos dice que una marca se ajusta a las necesidades de las personas). De lo contrario, es difícil pensar que un liderazgo, basado en un pasado que (perdonando el arjonismo) ya pasó, pueda mantenerse en tiempo.

© Copyrights 2020 Almabrands. Todos los derechos reservados.