Pausa Global: Un momento para repensar el rol de las marcas en la construcción sustentable del mundo

Pausa Global: Un momento para repensar el rol de las marcas en la construcción sustentable del mundo

Esta posiblemente sea una de las pocas veces desde que tenemos consciencia, que como seres humanos estamos todos transitando la misma crisis y el mismo sentir. La pandemia es algo que nos impacta y conecta a todos de manera única y transversal. Y como tal, se abre una oportunidad de rehacer las cosas de una nueva forma. 

 

Hoy como nunca antes, hemos visto la accionabilidad de cosas que antes parecían imposibles: empresas completas funcionando de manera remota, trámites cotidianos de registro civil, compañías de seguros, notarías, isapres, telecomunicaciones y muchas otras industrias que antes podían realizarse únicamente de manera presencial, hoy pueden hacerse de forma online. Estamos viendo la vida adaptarse a una nueva forma; y en la medida que personas, empresas y Gobiernos estamos cambiando nuestros hábitos de comportamiento con el fin de contener o evitar el virus, cosas inesperadas han ocurrido no solo para nosotros, sino también para el planeta.

 

Reducción de gases de efecto invernadero, mejora en la calidad del aire y reducción significativa de la contaminación atmosférica evidenciada por el satélite Sentinel 5P, disminución del tráfico ilegal de fauna salvaje, aparición de especies libres en lugares públicos, baja en la producción de basura y la contaminación en la calles e incluso la regeneración de aguas como el caso de Venecia, son sólo algunos ejemplos de lo que hoy se contabiliza como ‘beneficios del coronavirus’. Un alivio que sin duda es momentáneo y no resuelve la crisis de fondo, pero que abre una ventana de consciencia.

 

Del panel de mujeres que inspiran sustentabilidad realizado el lunes 18 de mayo, surgieron temas clave que nos invitan a repensar temas relativos a la sustentabilidad visualizando también el mundo en el que queremos vivir en el futuro:

 

  • Respecto a las empresas y la RSE: Independiente del profit, todas las empresas generan un impacto en el Planeta, y como tal, estamos en deuda. Kristine Tompkins, Ex-CEO Patagonia, comentó sobre el rol global que están teniendo las empresas hoy, un desempeño que además de estar al debe en reconocer su deuda con el Planeta, se encuentra al debe con los seres humanos. Porque  es clave reconocer, que independiente de los resultados positivos o negativos que tengamos en la utilidad de las marcas o negocios, el impacto que generamos en el planeta sigue siendo el mismo y por lo tanto la deuda permanece. Esta vez, visible en la manifestación de una pandemia que nos ha hace profundizar en la forma de relacionarnos y el desafío de restablecer el equilibrio entre nosotros y con el mundo. “Covid-19 y Climate Change son síntomas de un mundo y economía en desequilibrio, y va a empeorar…  ¿Y quienes sufren en primer plano? Los que tienen menos, los que viven en situaciones mucho más precarias… Este virus es una manifestación de algo mucho más grande, y yo pienso que [...] va a cambiar la forma en cómo vivimos con otros seres de manera sana””

 

  • Reestablecer la conexión con el entorno, la interacción respetuosa y la reciprocidad que se tiene con los territorios. Estela Nahuelpan, Presidenta de la Comunidad Mateo Nahuelpan, menciona como un desafío la necesidad de volver a restaurar la armonía que tenemos con el entorno y el territorio. Un valor inherente a los pueblos originarios, pero que se ha perdido en nuestra cultura en gran medida debido a la tecnología y los efectos de una sociedad de consumo donde se crea y se destruye sin pensar en lo que genera en los ecosistemas. Donde hoy más que nunca se hace necesario reconocer que el planeta tiene un límite, para las especies y todos quienes vivimos en él.

 

  • Gestando una nueva visión en las industrias: De una visión sustentable individual a una mirada integral de los sistemas y su consumo. Del mundo de la energía, Analía Rojas, Socia Fundadora Ener Connex: “Muchas empresas hoy se mueven por el tema de costo-conveniencia; y como las energías renovables han demostrado ser enormemente competitivas, las empresas se han movido a elegir suministros renovables.(...) y hay otro grupo que es el que hay que hacer crecer en Chile, de aquellos que podemos producir energía en casa, que es lo que llamamos generación distribuida. Y en la medida que los agentes reguladores, empresas, proveedores fabricantes entiendan que hay que tener una mirada integral del sistema energía para su consumo es cuando se va a producir un gran cambio” La invitación a pensar en una sociedad donde las personas puedan producir su propia energía, desafía hoy los límites de lo conocido, las relaciones que las personas tienen con las empresas de la industria y los modelos económicos tal como los conocemos, Un cambio que implica una transición de lo individual a lo colectivo, donde finalmente la subsistencia de todos sea posible. 

 

La sustentabilidad está tomando un nuevo sentido y esta pausa global nos trae la invitación a repensar las formas y dibujar los nuevos límites de un futuro sin fronteras ¿Cuál es el futuro que queremos? ¿Qué elementos dejan de ser necesarios y cuáles se vuelven esenciales? ¿Cómo encontramos un equilibrio y armonía como personas y con el entorno? ¿Se redefinirá el rol de las empresas y las marcas en este escenario?

 

Estamos en un momento tan clave como humanidad que probablemente quedará marcado en la historia y de cara a las futuras generaciones. Seremos recordados como la generación que tuvo que vivir en cuarentena mundial, y ojalá también aquella que, desde ahí, construyó una nueva forma de vivir. 

 

Porque si algo está claro, es que si luego de la Pandemia volvemos a hacer las cosas de la misma manera, poco vamos a haber aprendido como humanidad.

 

Beatriz Suazo - Consultora Almabrands

© Copyrights 2016 Almabrands. Todos los derechos reservados.